Cinco cerditos

Hay muchos cuentos que dan razones para vivir
Pero el que sigue se inspira en otras para seguir
Cinco animales se acicalaban para salir
Un viejo lobo de atrás de un árbol los vio venir
Y a la carrera muy preocupado le fue a decir
Uno de ustedes finge ser chancho pero es tapir
El cuarto bicho salió primero a disentir
Muy serio el lobo "Mucho lamento contradecir
Su buen critero pero lo tengo que desmentir"
Pues somos cerdos y nuestra carne es de embutir
El lobo quiso verificarlo y sin pedir
Permiso a nadie los hizo fiambre pero al sentir
Un gusto raro pronto se tuvo que arrepentir
Y con la mufa propia del caso dbió asumir
Que todos iban a ser muy duros de digerir
Como este cuento cuyo objetivo no es transmitir
La desventura de un lobo hambriento sino advertir
Sobre lo útil que muchas veces es desoir
Lo que otros digan en circunstancias de ir y venir.

Mostrar comentarios